jueves, 5 de febrero de 2015

Pedagogía Blanca: una gran apuesta por el cambio

Queridos amig@s,

Hoy en el blog entrevistamos a Mireia LongAzucena Caballero, co-directoras del Programa de Coaching Educativo La PedagogíaBlanca, que acaba de cumplir dos años. 



1.- En primer lugar enhorabuena por el éxito, han pasado apenas dos años pero ya habéis dado mucho que hablar.. Me gustaría preguntaros sobre cómo surgió la idea de crear este programa de formación, cuál fue la motivación que os movió, si teníais algún sueño por cumplir y si os esperabais tal acogida.

Llevábamos ambas muchos años trabajando en la investigación y la práctica educativa en diferentes ámbitos y estábamos convencidas de que era necesario crear un programa integral que pusiera las necesidades de los educandos y sus proceso naturales en el centro del aprendizaje.  Observábamos como los niños perdían mucho tiempo y energía en un sistema que no estaba orientado respetuosamente ni incluía los avances científicos en la enseñanza. Llegado el momento, hace dos años, decidimos que teníamos que liderar ese cambio de paradigma en los países de lengua hispana. Y así lo hicimos.
Realmente si esperábamos una buena acogida pues sabíamos que padres y maestros estaban preparados para ese cambio y que necesitaban un programa orientativo y herramientas prácticas para hacerlo realidad. Aunque, realmente, el éxito inmediato con que fue recibida nuestra propuesta nos emocionó y nos motivó a seguir trabajando intensamente.
 

2.¿Qué profesionales colaboran en este programa?
Ahora mismo, como expertos de la Pedagogía Blanca, colaboran directamente cuarenta profesionales en nuestros programas. Hay psicólogos, maestros, pedagogos, profesores, artistas, artesanos, filósofos, biólogos, ingenieros y escritores de ambos sexos y variadísima experiencia.  
Quisimos, que, además de nuestros conocimientos, las personas que hagan la formación con nosotras, pudieran tener acceso a los temas y áreas específicos con la máxima profundidad y seriedad, siendo este nuestro criterio de selección para estos expertos, a los que conocíamos por su trayectoria y su orientación respetuosa hacia los niños y adolescentes.
Además, a este equipo, se suman los formadores que terminan el curso con nosotras y aplican lo aprendido a sus vidas profesionales y personales.
En este enlace podéis conocerlos y leer sus perfiles:

3.¿A quién va dirigido? ¿Cuál es el perfil de vuestros alumnos?
Nuestros programas van dirigidos a maestros, profesores, pedagogos, psicólogos, educadores sociales, padres y madres y, en general a cualquier profesional o persona interesada en realizar una profundización en el aprendizaje infantil respetuoso, creativo y científico.
Nuestras clases son accesibles a personas de cualquier nivel educativo o formación, pues ofrecemos un enfoque integral y flexible.
Más de la mitad de las personas que han hecho el curso completo de formador de la Pedagogía Blanca son profesionales de la educación en todos los niveles. La otra mitad la constituyen padres y madres u otros profesionales relacionados con el mundo infantil y juvenil. Además, aunque dos tercios de los alumnos son españoles, la otra parte proceden de casi todos los países de América ya que, al realizarse online, no hay fronteras para nosotros ni limitaciones para ellos.
Aquí podéis leer más al respecto:


4.Para quienes no conozcan vuestro programa, ¿podéis citar algunos de los temas que se tratan?
Son muchísimos: psicología infantil, crianza, historia del Sistema Educativo, neurobiología de la aprendizaje, teoría del apego, Inteligencias Múltiples, Creatividad, aprendizaje personalizado, nuevas tecnologías, Altas Capacidades, Pedagogías alternativas, Homeschooling, Liderazgo, pensamiento divergente, aplicación práctica de las metodologías a cualquier área de conocimiento, adaptación curricular…
En este enlace podéis consultar el programa detallado:



5.Desde vuestro punto de vista, ¿qué es lo más urgente que deberíamos cambiar en nuestro sistema educativo?
Nuestro sistema educativo se presenta como uno de los más obsoletos y poco adaptados a las necesidades reales de la sociedad del futuro. A pesar de las reformas sucesivas y de la presión sobre el alumnado con deberes y exámenes sus puntuaciones en Matematícas, Lengua y Ciencias son mediocres. Y sobre todo destacan dos realidades preocupantes: el talento se desperdicia y los alumnos no tienen capacidad para solucionar problemas prácticos o manejar la tecnología.
La receta del gobierno es la LOMCE, una reforma de marcado caracter político y orientada a los resultados medibles sobre contenidos, pensada para satisfacer las necesidades de un supuesto mercado pero que da la espalda a asignaturas que fomentan el pensamiento crítico (la filosofía), la flexibilidad mental y las inteligencias múltiples (música y arte) y que, en vez de perseguir una mayor personalización y competencias, va a convertir a los niños en pequeños opositores. Vamos mal y vamos a ir peor. Pero por supuesto es posible mejorar notablemente el Sistema Educativo y eso está en manos de los maestros y los padres, además de las necesarias reformas estructurales profundas para que enseñanza y aprendizaje dejen de ser equivalentes a contenidos prescriptivos cerrados y memorización mensurable en exámenes memorísticos.


En la Pedagogía Blanca, programa de formación para el cambio en el paradigma educativo, trabajamos con estos objetivos y os ofrecemos estas 6 ideas para mejorar el Sistema Educativo, posibles, accesibles y que producirían resultados a corto plazo: niños más motivados, más curiosos, más creativos, más competentes y hasta más felices.

1.- No usar libros de texto
Los libros de texto no son malos por ellos mismos. Nos ofrecen una guía de contenidos y como tal podemos incorporarlos y usarlos en el aula. Siempre considerándolos como un recurso entre todos los posibles, pero no permitiendo que sean los que delimiten nuestra actuación ni sirvan como base fundamental del aprendizaje. No podemos dejar que los libros de texto maten la pasión por aprender del niño ni delimiten la libertad para estructurar de una forma el aprendizaje.

2.- No mandar deberes
Los deberes no benefician el aprendizaje, sobre todo si son repetitivos y machacones, si suponen repetir lo aprendido en clase o si suponen la memorización de contenidos. Los niños, además, necesitan mucho tiempo libre para realizar su trabajo más importante, el juego.
En cualquier caso los deberes deberían esperar a Secundaria o, si se ponen en Primaria, ser personalizados y adaptados a cada niño, solo usándose si hay cierto tema que necesitan reforzar. Unos deberes realmente útiles serían de poca intensidad de trabajo escolar y más bien deben estar orientados a que el niño desarrolle su capacidad de investigación, la búsqueda crítica de información y el desarrollo de sus talentos y pasiones.

3.- Evaluar sin exámenes
Aunque cada vez más maestros buscan evaluar de manera global, los exámenes continuos sobre los contenidos del temario siguen siendo continuos y se realizan sobre un método básico: preguntas escritas sobre el tema, valorándose la repetición memorística de fórmulas, esquemas o textos. El aprendizaje cooperativo, la autosuperación, valorar lo que sabe el niño y no lo que no sabe, la capacidad de asombro e interés personal son lo que realmente debería evaluarse y hacerlo desde diferentes perspectivas según las Inteligencias Múltiples.

4.-Inteligencias múltiples
Uno de los elementos que permitirá mejorar la experiencia educativa es incluir las inteligencias múltiples / estilos en el aprendizaje en el aula:
El uso de las inteligencias múltiples ayuda a todos los estudiantes a tener éxito  y el centrarnos prioritariamente en las transmisión de conocimientos de manera escrita o verbal dificulta enormemente que niños con mayor potencial en otras áreas lleguen a aburrirse o a no poder desarrollar todas su capacidades. La manera de enseñar no debería centrarse en leer, escuchar y escribir para ser evaluado.
En cambio el uso de las inteligencias múltiples , en muchos casos,  podría eliminar los problemas de manejo de la clase  y recuperar para el aprendizaje significativo a muchos estudiantes.

5.- Fomentar el pensamiento crítico
La capacidad de cuestionar contenidos, normas y procedimientos es lo menos valorado de todo lo que un niño realiza en la escuela y mientras sigamos teniendo como base del aprendizaje el repetir contenidos de manera memorística y el obedecer cualquier norma, orden o decisión externamente impuesta sobre lo que hay que aprender y lo que hay que responder, esta habilidad más que potenciarse, se aplasta.
El es lo que va a permitirles analizar las afirmaciones o estructuras de pensamiento que se dan por válidas por la mayoría o por la sociedad. Y eso es fundamental para poder encontrar sus propias respuestas, pensar por unos mismo, descubrir posiciones más razonadas y razonables sobre lo que se considera la verdad. Para la vida, para el desarrollo personal y para ejercer la libertad o descubrir nuevas respuestas es casi lo más importante que debe aprender a hacer un ser humano con su mente.

6.- Promover el uso de las Nuevas Tecnologías
Realmente no sabemos como será el mundo dentro de 20 o 50 años, pero algo que podemos apostar es que, si no sucede una catástrofe terrible, las nuevas tecnologías estarán presentes en la vida de todas las personas y serán la herramienta fundamental de investigación, creación y desarrollo de nuevas formas de riqueza.
Incluso si hay grandes cambios y problemas, la tecnología será una clave para salir adelante. Procurar a los niños competencia en su uso es indispensable.
Las nuevas tecnologías están presentes en la vida del niño de forma casi continua. Hay que recordar que ofrecerles oportunidades para usarlas no significa que dejemos al niño solo ante una pantalla muchas horas ni que dejemos de tener control sobre los contenidos. Tampoco el que dejemos de ofrecerles oportunidades de juego y actividad en la Naturaleza, que es indispensable para su desarrollo.
Lo que significa es que debemos poner a su alcance todo ese mundo increíble de información y conocimiento, les ayudemos a manejar las posibilidades de creación que ofrece y les enseñemos su uso responsable y, no solo el manejo como usuario, sino también las bases de su funcionamiento.
La Educación del futuro debería ser capaz de formar personas capaces de dar respuesta a retos y problemas que nosotros, hoy, no podemos quizá ni imaginar y de encontrar respuestas a preguntas que no nos hemos hecho. Para eso hay capacidades que podemos considerar los pilares de la Educación del futuro.
No se trata de conocimientos, nada que se mida con exámenes, ni que pueda aprenderse estudiándose un libro. Es algo diferente, algo que solo se aprende con la vida. Es indispensable un cambio de mentalidad en los padres, y educadores y de los gobiernos. La propia organización escolar y las leyes que la sustentan deberían centrarse en esto en vez de en inventar nuevas pruebas memorísticas con las que evaluar a los alumnos.

6.A día de hoy ya se han completado tres promociones y acabáis de empezar la cuarta. Seguro que entre quienes nos están leyendo hay familias a las que les gustaría acudir a un taller sobre creatividad, sobre cómo eliminar los gritos en casa, sobre límites respetuosos, inteligencias múltiples.. etc Además de los que organiza Mireia Long por toda la geografía española, ¿dónde se pueden consultar las actividades que organizáis o  el listado de formadores oficiales para organizar nuevos talleres?
Este año, como bien dices, estamos complementando nuestro programa con cusos presenciales para familias y maestros. Hemos estado ya en Málaga, Marbella, Madrid, Toledo, Salamanca, Vigo, Pontevedra, El Escorial y muchos más lugares. Y seguimos programando citas casi cada fin de semana. Podéis estar al corriente en estos enlaces:
Y por supuesto, dándose de alta en nuestro boletín, donde damos información de nuestras actividades además de muchas herramientas e ideas gratuitas para seguir aprendiendo.

7.- Conociendo toda vuestra actividad, seguro que ahora mismo estáis preparando algo, ¿podéis contarnos algo sobre los próximos acontecimientos de la Pedagogía Blanca?
Los próximos 7 y 8 de marzo vamos a estar en Madrid con unas Jornadas Presenciales de Pedagogía Blanca que estamos seguras que van a suponer un antes y un después en el conocimiento y expansión de este proyecto.
Estas Jornadas de la Pedagogía Blanca “Cambia el Sistema” son una inmersión en nuestro programa para comprender y llevar a la práctica real una auténtica revolución en la Educación donde  ofrecemos una perspectiva  va permitir a los participantes abordar este fenómeno con una base teórica y la experiencia práctica de primer nivel.
Ya quedan muy pocas plazas disponibles, por lo que animamos a los lectores a participar y hacer su reserva lo antes posible. 



Muchísimas gracias por esta entrevista.

Podéis encontrar toda la información sobre las próximas jornadas de Madrid pinchando en el siguiente enlace:






¡Espero que os haya gustado!

Miriam Escacena



¿Te ha gustado este artículo?
Te agradecería mucho que me dejases un comentario, así puedo ir mejorando con tu feedback e ir publicando sobre los temas que te interesen. 

También puedes suscribirte aquí  a la lista de correo, recibirás un estupendo regalo y te avisaré de todas las novedades. Gracias de corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario

Se ha producido un error en este gadget.