sábado, 1 de marzo de 2014

¿Qué es para mi el porteo?



Hoy escribo a consecuencia de algunas de las preguntas que surgieron en el taller de porteo que ofrecí esta semana en Mamy & Baby, en las Rozas de Madrid.

Tal y como les conté a las familias asistentes, me apasiona difundir el porteo, ya que aunque en los últimos años las cosas han cambiado mucho en lo relativo a la crianza y la maternidad, aún hoy en día es algo no demasiado conocido e incluso me sigo encontrando gente que no conoce ni el significado de la palabra, así que esa es una de las razones fundamentales. Otra las razones que me mueven es poner mi granito de arena para que a las futuras familias no les pase como me pasó a mi en su día, que me encontré con una falta de información tremenda al respecto, incluso dando a luz a una niña que nació prematura, nadie en el hospital me habló de la gran importancia de los cuidados madre canguro, lo cual a día de hoy sigo sin entender.

Afortunadamente yo solita lo descubrí y lo practiqué a base de buscar información navegando y navegando en las largas noches en vela. Mi hija pudo beneficiarse del método madre canguro que practicábamos mamá y papá cada noche. Después nos hicimos con un portabebés y recuerdo una ocasión en la que fui a presentar a mi hija a mis compañeros de trabajo durante mi baja maternal y más de uno me preguntó por qué la llevaba en esa tela, "como las africanas"...   :-)


Hoy en día estamos mucho más acostumbrados a ver a los bebés porteados aunque a veces desconocemos todas las bondades del porteo y nos quedamos con la de que podemos tener las manos libres para hacer otras cosas. Y no está mal, si esa es una de las razones que mueven a las familias a interesarse por el porteo, bienvenida sea!!!! Poco a poco irán descubriendo después la cantidad de beneficios asociados que tiene el porteo para todos!

¿Habéis oído hablar del periodo de exogestación? 

Se dice que un embarazo son 9 meses dentro del útero más 9 meses fuera. Los bebés humanos, en comparación con otras especies de mamíferos, nacemos sin completar nuestro desarrollo, y esto tiene razones fisiológicas. 

Debido a la evolución de nuestro cerebro necesitamos un tamaño de cráneo muy grande para poder albergarlo, sin embargo, si siguiera creciendo dentro del útero hasta completar su desarrollo no podría pasar por el canal del parto. Por esta razón el crecimiento debe completarse fuera, durante este periodo en el que el bebé es totalmente dependiente de sus progenitores.

Por eso al nacer el bebé reclama su "nuevo habitat", que no es otro que el regazo de su madre, quien le provee de nutrición, protección y estímulo.





Es necesario restablecer el paradigma original 


La semana pasada se han celebrado en el Colegio de Médicos de Madrid unas jornadas sobre crianza de lo más interesantes.

Han acudido figuras tan relevantes como el famoso neonatólogo Nils Bergman, de Ciudad del Cabo, Sudáfrica.


No he tenido la posibilidad de asistir pero si me he leído todo que he encontrado de las personas que han estado allí y han ido publicando en diferentes medios, (os recomiendo leer el artículo de Carol Doula Las Palmas aquí), y una de las cosas que más me han impactado ha sido esta:


  • El ser humano tiene 1000 días únicos e irrecuperables  para formar su estructura cerebral, crear sus neuronas y sus sinapsis (hasta 1 millón por minuto durante el primer año de vida). Este periodo comprende el embarazo y los primeros dos años.


  • Durante este tiempo es el olor, el contacto, la mirada y la voz de su madre, lo único capaz de sacar el máximo partido a su desarrollo. Desde su “nuevo habitat" puede seguir madurando hasta poder regularse solo, relacionarse solo, alimentarse solo, desplazarse solo....

Si os habéis quedado tan fascinados como yo os recomiendo ver el documental donde explica algunos de estos conceptos mucho más a fondo: 



¿Cuáles son los beneficios del porteo?

Esto es lo que explico yo en mis talleres, pero para no extenderme en este post voy a resumir algunos en líneas generales.

Para el bebé:

  • Proporciona sensación de seguridad.  Es el habitat que le corresponde después del útero y por tanto lo reclama.
  • Asegura una disminución del estrés, (reacción adecuada a mayor exigencia del organismo desde fuera, aumenta adrenalina, cortisol, y esto no es nada beneficioso..)
  • Facilita la lactancia materna. Se facilita el acceso al alimento, y se estimula la producción de leche.(La leche materna humana tiene poca grasa y proteínas y se necesita tomas a demanda, lo que implica cercanía).
  • Supone un estímulo adecuado del sistema nervioso: tacto, propiocepción y equilibrio.
  • Asegura una correcta exogestación: el bebé necesita continuar su desarrollo junto a su madre.
  • Beneficia la posición fisiológica del bebé y asegura el no sobrepeso de la columna vertebral.
  • Favorece la estimulación visual, vestibular, perceptiva y auditiva, facilita el aprendizaje del lenguaje y ayuda a la socialización.
  • Incorpora al bebé a la vida diaria, la puede conocer desde una posición segura y protegida en el regazo de su madre, y sabe lo que le espera, (no es lo mismo un esquimal que un niño que nace en el campo con vacas que otro que nace en una gran ciudad). Os recomiendo ver este vídeo de Kangura portabebés donde se simula lo que ve un niño desde un carrito y otro porteado, da mucho que pensar..
  • Previene la displasia de cadera de algunos bebés, ya que la cadera inmadura y blanda del recién nacido se desarrolla en función de la presión y movimiento de las piernas del bebé.
  • Evita la plagiocefalia postural, sufrida por uno de cada 10 niños, ya que en muchos casos, está causada por un apoyo mantenido en la cuna sobre el mismo lado de la cabeza. Usando portabebés la cabeza se redondea por sí sola.


Para los padres

  • Desarrolla un fuerte vínculo afectivo
  • Propicia una correcta higiene postural: se cuida la espalda y la postura del porteador. 
  • Disminuye la incidencia de la depresión post-parto y aumenta la autoestima de los cuidadores.Proporciona autonomía para hacer otras actividades, manos libres y sin barreras arquitectónicas.
  • Proporciona autonomía para hacer otras actividades, manos libres y sin barreras arquitectónicas.

Cuando una pareja espera un bebé, sobre todo el primero, suele confeccionar una lista de cosas "imprescindibles" que tienen que preparar para su llegada: el carrito, el maxicosi, la cuna, la hamaquita, el intercomunicador, etc etc etc.. En esa lista suele faltar el portabebés, por puro desconocimiento de todas estas cosas... Esa es la razón por la que me preparé para ser instructora de porteo. Os invito a venir a un taller y hablar juntos de todas estas cosas, mientras, espero que os haya gustado el artículo!

Miriam


¿Te ha gustado este artículo?
Te agradecería mucho que me dejases un comentario, así puedo ir mejorando con tu feedback e ir publicando sobre los temas que te interesen. 

También puedes suscribirte aquí  a la lista de correo, recibirás un estupendo regalo y te avisaré de todas las novedades. Gracias de corazón.


1 comentario:

Deja aquí tu comentario

Se ha producido un error en este gadget.